31 may. 2013

NOCHE DE LAS ESTRELLAS EN EL HOGAR LA SALLE

Hoy a las 21.00h de la noche en el Hogar La Salle se ha organizado una verbena, "La Noche de las Estrellas", para recaudar fondos para el Hogar y poder continuar con la labor tan encomiable que desempeñan la comunidad permanente de Hnos. y los voluntarios en este centro para inmigrantes. Habrá una barra y actividades de animación para los más pequeños. No faltes, aporta tu granito de arena.

ENSAYO DE LA CUADRILLA DE S. JUAN BAUTISTA

Hoy a las 19.00h, en el Colegio de San José, tendrá lugar un nuevo ensayo de la cuadrilla del S. Juan Bautista De La Salle, para preparar la salida del próximo 15 de Junio.

28 may. 2013

ENVÍO MISIONERO

Desde la ONGD de PROYDE se nos convoca al ENVÍO MISIONERO que será D.m. el sábado 1 de Junio en el Colegio La Salle “San José” en Jerez. Los actos comenzarán a las 19’00h con la presentación de los Voluntarios y de los proyectos en los que van a participar. A continuación habrá un reconocimiento a tres personas de PROYDE por su trayectoria en favor de la ONGD: D. Juan Leal y Dña. Carmelina Góngora, del Equipo Local de Almería y al Hno. Crescencio Terrazas del Equipo de Melilla.

Posteriormente se celebrará la Santa Misa a las 20’00h, donde se ofrecerá a Dios el Envío Misionero. Y finalmente, a las 21'15h, habrá un rato de convivencia y un aperitivo para todos los asistentes.  

27 may. 2013

LI ANIVERSARIO BENDICIÓN DE NUESTRA SEÑORA DE LA ESTRELLA - 27 DE MAYO DE 1.962



Publicamos a continuación este artículo que  nos envia nuestro Hermano D. Abelardo Escudero Torres.


Hoy conmemoramos el LI Aniversario de la Bendición de Nuestra Señora de la Estrella,  recemos una oración por nuestros Hermanos Difuntos y por las intenciones de nuestra Hermandad.

¡Que las almas de nuestros difuntos, por la misericordia de Dios, descansen en paz. Así sea.!

Hoy 27 de mayo, es una fecha muy importante en la Historia de Nuestra Hermandad y Cofradía. Tal día como hoy del año 1.962, amanecía un glorioso día para nuestra Sagrada Institución. Fue el día de la Bendición de la Imagen de Nuestra Señora de la Estrella.

De la Escuela de San José, salió la comitiva con la Sagrada Imagen, con Ella, además de los hermanos, niños cantores, iban los alumnos y antiguos alumnos de San José, que portaban sobre sus hombros a Nuestra Madre y Señora, dirigiéndose hasta la Plaza Esteve, donde se reunieron en procesión las comitivas del Sagrado Corazón “Mundo Nuevo” y la Salle.

Desde allí hasta el monumento al Santo Fundador San Juan Bautista de la Salle. La Imagen fue portada por los antiguos alumnos del Mundo Nuevo y la Salle, turnándose para ello.

Una vez allí, se procedió a su Bendición, llevada a cabo por el entonces obispo auxiliar de Jerez Don José María Cirarda Lachiondo. Terminado el acto, la procesión se organizó de nuevo hasta llegar a la Escuela de San José, donde se celebro una Sagrada Eucaristía.


Hablemos de triunfos y defenestro
¡ bendita sea la gloria de maestro
resucitado tras sufrir la cruz !

Y bendita en el llanto y la querella

esa preciosa Virgen de la Estrella
que Inmaculada, nos parió a Jesús.

José González Moreno “Pepillo” del Pregón de Cristo Rey


En este día de la efeméride de la Bendición de Nuestra Señora de la Estrella, quisiera en la persona de la Sra. Dña. Isabel del Puerto de Morales, que con tanta ilusión y cariño nos embelesaba con sus películas del Domingo de Ramos en los años 80, cuando nos disponíamos de las tecnologías de hoy en día, testimoniar mi agradecimiento para todas aquellas personas que de forma anónima han colaborado en el engrandecimiento de la devoción hacia Nuestra Señora de la Estrella, durante estos cincuenta y un años.

Nota: Testimonio grafico de esta efeméride cuelga en las paredes de nuestra sacristía, donde en un cuadro se recoge detalladamente la “Gloriosa” jornada de ese día.

Abelardo Escudero Torres

Que así como Jesús tuvo una actitud humilde y pacífica cuando entró en Jerusalén sobre una “Borriquita”, seamos nosotros ejemplos de paz y humildad para los demás.
¡ DIOS BENDIGA LA HERMANDAD !
 RECUERDA “ UN POCO DE TU SANGRE PUEDE SALVAR UNA VIDA “

PRÓXIMOS ACTOS


CORPUS CHRISTI
El Sábado 1 de Junio a partir de las 22.00 h de la noche, el grupo infantil de nuestra hermandad se encargará del montaje de la alfombra de flores de nuestra hermandad para el paso de la custodia.
El Domingo 2 de Junio, la Diócesis de Asidonia-Jerez celebra el día del Corpus Christi, y dado que así lo indica en nuestros Estatutos, nuestra hermandad asistirá corporativamente a la Procesión.

CONFIRMACIONES
Los jóvenes de nuestra hermandad se confirman, será el próximo Lunes 3 de Junio, a las 19.00 h  de la tarde en la Santa Iglesia Catedral. Tras la finalización de la ceremonia, tendrá lugar una Oración ante nuestros Sagrados Titulares en la Capilla.

PROCESIÓN S. JUAN BAUTISTA DE LA SALLE
El 15 de Junio a las 18.00 h de la tarde, empezará en nuestra hermandad una jornada dedicada a nuestro Titular, S. Juan Bautista De La Salle, con una Eucaristía en su honor. A las 19.00 h de la tarde se iniciará la Procesión de la imagen por las calles de Jerez, y a las 21.30 h dará comienzo una verbena en el patio del colegio.

26 may. 2013

COMO CADA DOMINGO, TRAEMOS EL EVANGELIO PARA LA LECTURA ORACION Y REFLEXION DE NUESTROS HERMANOS




EVANGELIO DEL DOMINGO

26 Mayo 2013
FESTIVIDAD DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD (C)
Juan, 16, 12-15

+Lectura de la  Buena Noticia según San Juan
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: aún tengo muchas cosas que decirles, pero todavía no las pueden comprender. Pero cuando venga el Espíritu de la verdad, Él los irá guiando hasta la verdad completa, porque no hablará por su cuenta, sino que dirá lo que haya oído y les dirá las cosas que van a suceder. Él me glorificará, porque primero recibirá de mí lo que les vaya comunicando. Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso he dicho que tomará de lo mío y se lo comunicará a ustedes. Palabra del Señor.

COMENTARIO

Esta semana celebramos la fiesta de la Santísima Trinidad y la Liturgia nos invita a descubrir la fuerza trasformadora que tiene el amor, la fraternidad y la comunión.
La Santísima Trinidad nos revela a un Dios que se manifiesta como comunidad. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo se relacionan con una amistad inquebrantable. Por ello pueden invitarnos a poner la mirada más lejos de la inmediatez, incluso más allá del dolor y de la muerte.
La fiesta de la Trinidad sólo puede comprenderse unida a la Pasión, a la Resurrección y al Pentecostés. En la Cruz se toparon de frente pecado y perdón, haciendo que Dios tuviera su rostro humano definitivo y así poder mostrarse en cercanía total. En la Resurrección se toparon de frente muerte y vida, haciendo que la humanidad tuviera su rostro divino definitivo y así poder abrir de par en par las puertas del cielo. Y en Pentecostés se topan de frente lo humano y lo divino, haciendo que la relación entre Dios y las Personas se convierta en permanente amistad y disponibilidad para transmitir a otros el amor.
Jesús nos ha mostrado a un Dios que se manifiesta como Padre tierno, bueno y entrañable. Se nos ha revelado como hermano, invitándonos a seguirlo para que, como Él, hagamos todo con sabiduría y con amor, sin abandonar a nadie al poder de la muerte. Y nos ha dado también su Espíritu para que con su compañía desarrollemos un olfato fino que nos permita hacer el camino, atentos a las personas, al mundo y a Dios.
En la Trinidad nos encontramos con Dios-Padre que nos convierte en hijos verdaderos, legítimos, con Jesús que nos transforma en hermanos y con el Espíritu que nos hace libres y vivificadores. Por ello Jesús nos dirá que el Espíritu Santo nos guiará hasta la verdad completa, mejor dicho, abrirá totalmente nuestro entendimiento y afecto, para que experimentemos su energía divina y abramos las puertas cerradas y desaparezcan los miedos, liberemos al esclavo y rompamos todos los cepos.
Quien quiera experimentar la comunión que nace de la Trinidad necesita volverse a Jesús y pedirle que le enseñe a tener los mismos sentimientos del Padre y la misma libertad del Espíritu, y así podrá desdramatizar las situaciones difíciles, cantar a la vida, vibrar ante la belleza, estremecerse ante el misterio y anunciar el reino del amor.
Que Jesús con su Evangelio nos gane la mente y el corazón y que su Humanidad nos atraiga a la auténtica vida, nos dé su generosidad, la cercanía del Padre y la libertad del Espíritu, para que su audacia nos lleve de verdad lucha adentro, pueblo adentro, como hijos, como hermanos, con su fuerza por tanto camino incierto.

ORACION DE LOS FIELES

 ·  Oremos por la iglesia, extendida por todo el mundo, para que ilumine el conocimiento de Dios como Padre, Hijo y Espíritu Santo en todos los fieles.
Roguemos al Señor.
·  Oremos por nosotros y por nuestras familias para que la unidad de la Trinidad se refleje también en nuestras familias.
Roguemos al Señor.
·  Oremos por todos los que buscan la verdad y la felicidad para que la encuentren en el Dios misericordioso de Jesucristo.
Roguemos al Señor.
·  Oremos por todos los niños de la parroquia para que se preparen para recibir los sacramentos y en ellos encuentren a Cristo.
Roguemos al Señor.
·  Oremos por todos los difuntos de nuestras familias y de la parroquia y (nombres…) para que Dios les conceda vivir en la unidad y felicidad del Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo.
Roguemos al Señor.
Señor, siempre atento a nuestras necesidades, deseamos que estas súplicas sean bien recibidas Ti, Dios Padre Nuestro, con la seguridad de que Tú siempre escuchas a tus hijos.
Y te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén.

25 may. 2013

TERCER DÍA DEL TRIDUO

Hoy a las 20.30 h de la tarde tendrá lugar la tercera jornada del Solemne Triduo dedicado a nuestra Titular Ntra. Sra. de la Estrella, predicado por Rvdo. D. Antonio Sabido Salguero. Durante el transcurso de la Santa Misa, los niños de la hermandad harán una Ofrenda Floral a la Santísima Virgen. Las intenciones por las que se aplica este último día del Triduo son las de la Comunidad Educativa del Colegio La Salle San José.

24 may. 2013

SEGUNDO DÍA DEL TRIDUO

Hoy a las 20.30 h de la tarde tendrá lugar la segunda jornada del Solemne Triduo dedicado a nuestra Titular Ntra. Sra. de la Estrella, predicado por Rvdo. D. Antonio Sabido Salguero. Las intenciones por las que se aplica este segundo día del Triduo son las de la Comunidad Educativa del Colegio La Salle Buen Pastor.

23 may. 2013

PRIMER DÍA DE TRIDUO


Hoy a las 20.30 h de la tarde tendrá lugar la primera jornada del Solemne Triduo dedicado a nuestra Titular Ntra. Sra. de la Estrella, predicado por Rvdo. D. Antonio Sabido Salguero. Las intenciones por las que se aplica este primer día del Triduo son las de la Comunidad Educativa del Colegio La Salle Mundo Nuevo.

LA BOLSA DE CARIDAD COLABORA CON EL ECONOMATO DE SAN JUAN

El Economato de San Juan es una organización encargada de satisfacer bienes de primera necesidad a familias desfavorecidas y necesitadas. Esto se consigue a raíz de aportaciones, en forma de donativos, al Economato, con los cuales se adquieren, a bajo coste, alimentos y otros productos que la organización distribuye entre las familias. 

La Bolsa de Caridad, ante la situación que día a día se agrava cada vez más, ha decidido colaborar en el proyecto. Toda aquel que esté interesado en ayudar a esta entidad, y por ende, a esas familias, puede aportar su granito de arena e ingresar en la Bolsa, para tal fin, la cantidad que estime oportuna.

Mucha gente pequeña, en muchos lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo.

22 may. 2013

PRÓXIMOS ACTOS


TRIDUO A NTRA. SRA. DE LA ESTRELLA

Los días 23, 24 y 25 de Mayo, a las 20.30 h de la tarde tendrá lugar la celebración del Solemne Triduo a Ntr.a Sra. de la Estrella, predicado por Rvdo. D. Antonio Sabido Salguero.

COFRADE INFANTIL
El Sábado 25 de Mayo, a las 11.00 h de la mañana, es la jornada del Cofrade Infantil de este mes. En el mes de María, los juegos y actividadesque se van a realizar están orientados a la Estrella.

CORPUS CHRISTI
El Domingo 2 de Junio, la Diócesis de Asidonia-Jerez celebra el día del Corpus Christi, y es costumbre que la noche anterior se preparen las tradicionales 'alfombras de flores' para el paso de la Custodia. Así, el Sábado 1 de Junio a las 22.00 h de la noche, el grupo infantil de nuestra hermandad se encargará del montaje de la alfombra de flores de nuestra hermandad.

CONFIRMACIONES
Los jóvenes de nuestra hermandad se confirman, será el próximo Lunes 3 de Junio, a las 19.00 h  de la tarde en la Santa Iglesia Catedral. Tras la finalización de la ceremonia, tendrá lugar una Oración ante nuestros Sagrados Titulares en la Capilla.

21 may. 2013

FALLECE LA MADRE DE JOSÉ MARÍA RODRÍGUEZ DE LA MILLA


Lamentamos comunicar el fallecimiento de la madre de nuestro hno. José María Rodríguez de la Milla, censor de reglas de nuestra hermandad. El funeral se llevará a cabo mañana a las 11:00 de la mañana en la capilla del Hospital de San Juan Grande.


Nuestro más sentido pésame a José María y a toda su familia. Mucha fuerza y mucho ánimo en estos momentos tan duros y difíciles.

19 may. 2013

EVANGELIO DEL DOMINGO PARA LECTURA, REFLEXIÓN Y ORACIÓN DE NUESTROS HERMANOS




EVANGELIO DEL DOMINGO

19 Mayo 2013
DOMINGO DE PENTECOSTES (C)
Juan, 20, 19-23

+Lectura de la  Buena Noticia según San Juan
Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: «Paz a vosotros.»
Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.»
Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.»
Palabra del Señor

COMENTARIO

La solemnidad de Pentecostés cierra el largo ciclo del tiempo pascual (que hace unidad con el tiempo de Cuaresma). Podemos tener la sensación de que el don de Espíritu Santo es algo que acontece “al final” de este tiempo extraordinario, y que vendría a atemperar la sensación de orfandad por la ausencia terrena de Jesús. Pero, si escuchamos con atención la Palabra que Dios nos ha dirigido hoy, podemos entender que no es exactamente así. Pablo nos recuerda que “Nadie puede decir: ?Jesús es Señor?, si no es bajo la acción del Espíritu Santo”. Por tanto, si durante el tiempo pascual hemos podido ver a Jesús resucitado, y lo hemos reconocido como Señor y Mesías, significa que el don del Espíritu Santo ya ha estado actuando en nosotros. Y su actuación no permite que nos sintamos huérfanos, sino, al contrario, nos reviste del Espíritu de filiación que clama en nosotros “¡Abba! ¡Padre!” (cf. Gal 4, 6). El sentido inevitablemente cronológico de la liturgia no debe llevarnos a engaño. Los tiempos de Dios no son como los nuestros.
¿Por qué, entonces, la liturgia sitúa la venida del Espíritu precisamente al final del tiempo pascual? Nuestra vida se da en la distensión temporal y es en ella en la que vamos aprendiendo los misterios de Dios, que exceden la limitación del espacio y el tiempo. Pero Dios, al encarnarse, asume nuestra temporalidad y hace de ella ocasión para desplegar su sabia pedagogía, dirigiendo nuestra atención, ora a unos aspectos, ora a otros, que se iluminan y enriquecen mutuamente. Durante el ciclo pascual (Cuaresma-Semana Santa-Pascua), tiempo de luz, hemos contemplado los grandes misterios de la Vida, la Muerte y la Resurrección de Jesucristo. Lo hemos contemplado a Él, y lo hemos hecho desde la fe, es decir, bajo la acción del Espíritu. Al concluir (sólo litúrgicamente) este gran ciclo de contemplación y de fiesta, abrimos uno nuevo, el ciclo de la misión y el testimonio en la vida cotidiana. Por eso, antes de ponernos en camino, la liturgia nos invita a detenernos un momento y hacer conciencia, no sólo de lo que hemos visto y oído, sino también de la luz y la vibración que nos ha permitido ver, escuchar y creer, y que ahora nos tiene que llevar a confesar y anunciar. El Espíritu Santo es la luz en la que habitualmente no reparamos, pero gracias a la cual podemos ver. Es decir, lo conocemos por sus frutos, por sus dones.
Tradicionalmente se ha considerado que esos dones son la sabiduría, la inteligencia, el consejo, la fortaleza, la ciencia, la piedad y el temor de Dios, todos ellos en relación con la compresión de los misterios de la fe. Nosotros ahora no vamos a comentar con detalle estos dones, sino que queremos contemplarlos a la luz de la Palabra que hemos escuchado hoy. Ya hemos dicho que el primer don del Espíritu Santo lo hemos experimentado durante todo este tiempo de Pascua, al contemplar a Cristo resucitado y encontrarnos con él. A partir de él podemos discernir los otros dones, frutos que denotan la presencia y la acción del Espíritu en nuestras vidas y que nos habilitan para la misión que Jesús nos confía: “Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo”.
Al reflexionar sobre ellos, caemos en la cuenta que el Espíritu Santo no actúa de manera mágica o automática, pues, siendo un Espíritu personal, es también un Espíritu de diálogo, que no fuerza nuestra libertad, sino que requiere nuestra cooperación. Por eso, de nuevo, la venida del Espíritu Santo no es un hecho puntual, sino una realidad siempre actual, siempre en curso. También por este motivo, podemos comprobar, precisamente por sus frutos (o por la ausencia de ellos), en qué medida estamos viviendo bajo la acción del Espíritu, y hasta qué punto nos estamos oponiendo a ella.
Cuando en nuestra vida de relación con los demás, también en nuestra vida eclesial, no somos capaces de entendernos entre nosotros, si, incluso hablando un mismo idioma, no conseguimos encontrar un lenguaje común, es que no estamos siendo dóciles al Espíritu. Porque cuando el Espíritu viene nos inspira para comprendernos entre nosotros, universalmente, a pesar de las diferencias, que, curiosamente, el Espíritu no anula, sino que preserva. El Espíritu no nos uniformiza, ni nos obliga a hablar en un mismo idioma, sino que nos enseña el lenguaje universal del amor, que une a los distintos, sin eliminar la originalidad de cada uno.
Por esto mismo, cuando subrayamos la división entre nosotros por lo más variados motivos, si fomentamos la confrontación, por ejemplo, entre jerarquía y laicado, entre acción y contemplación, entre oración y compromiso social, entre tradición y progreso…, aunque la parte de verdad que hay en nuestra posición parezca justificarnos, no estamos actuando y juzgando bajo la inspiración del Espíritu Santo, que hace de la diversidad de dones, ministerios, sensibilidades, formas de espiritualidad, etc., manifestaciones para el bien común, para la unidad del único cuerpo de Cristo.
A diferencia de Lucas, que distancia en el tiempo la Pascua de la Ascensión y de Pentecostés, Juan, como queda patente en el Evangelio de hoy, reúne estos acontecimientos en un mismo día: “el primer día de la semana”. Y es que este primer día de la semana no es un tiempo meramente cronológico (aunque acontezca en la historia), sino que es el tiempo de la nueva creación, en el que, como al comienzo de la creación del mundo (cf. Gn 1, 2) el Espíritu alienta, crea y ordena. En este texto podemos descubrir en apretada síntesis otros frutos del Espíritu, y, por contraste, aquellas actitudes que, por el contrario, denotan que aún no lo hemos acogido. Allí donde dominan la cerrazón y el miedo no está actuando el Espíritu, que, al contrario, nos abre y da coraje para salir al mundo entero a dar testimonio de la Buena Nueva de Cristo. Junto al miedo, atenazan los corazones de los hombres, muchas veces también de los creyentes, la inquietud, el pesimismo, la tristeza. El Espíritu de Jesús insufla paz y alegría, incluso allí donde vemos, sentimos y nos duelen las heridas del cuerpo de Cristo, que él mismo nos muestra. Esas heridas abiertas, recuerdo vivo de la Pasión de Cristo, que sigue presente de tantas formas (en el cuerpo de Cristo que es la Iglesia, en los sufrimientos de sus “pequeños hermanos”), no son heridas que claman venganza, ni acusan con rencor, sino “las heridas que nos han curado” (Is 53, 5; 1 P 2, 24), que hablan de perdón. Un gran don del Espíritu que opera en la Iglesia es el perdón. El sacramento de la reconciliación es su expresión principal, pero no la única. Todos estamos llamados a ejercer el ministerio del perdón, precisamente en la generosidad para perdonar a los que nos ofenden, para ser agentes de reconciliación allí donde hoy conflictos de cualquier tipo. Cuando somos incapaces de perdonar, cuando vivimos en el rencor, “guardándonos” las ofensas reales o imaginarias de que hemos sido víctimas, cuando ahondamos los conflictos, en vez de contribuir a resolverlos, entonces es claro que nuestro corazón está cerrado a la acción del Espíritu, que tenemos que ponernos en vela a la espera de nuestro particular Pentecostés. Podemos decir que el verdadero perdón no es cosa fácil, especialmente cuando las ofensas son muy graves. Pero no se trata de realizar imposibles superiores a nuestras fuerzas, sino de abrirnos al que es más fuerte que nosotros, al que ha resucitado a Jesucristo de la muerte, ha vencido el mal, y nos enriquece y transforma con sus dones.
El ministerio del perdón es el fruto de un corazón reconciliado, resucitado, nuevo. Es el gran signo de que, realmente, el Espíritu Santo, el Espíritu del Amor, el Espíritu de Jesús ha bajado sobre nosotros y ha encontrado espacio en nosotros, de manera que podemos salir al mundo, sin temor, con paz y alegría para dar testimonio del gran misterio pascual, que hemos contemplado durante este tiempo que hoy concluye, y del que Jesús nos manda testimoniar y anunciar, enviándonos al mundo entero.

ORACION DE LOS FIELES
1 - Envía, Señor, tu Espíritu de Sabiduría sobre la iglesia. Por el Papa, los obispos, los sacerdotes, diáconos y todas las personas que con su servicio ayudan a la Iglesia, para que reciban la luz necesaria a la hora de expandir el mensaje de Cristo.
OREMOS
2. - Envía, Señor, tu Espíritu de Fortaleza. Te pedimos por todos los que lo están pasando mal, los enfermos, los parados, los que están solos, los que no se sienten amados, los que no te encuentran...
OREMOS.
3. - Envía, Señor, tu Espíritu de Caridad. Por los pobres, por los carentes de amor, de comprensión, de solidaridad, para que encuentren una mano generosa que les ayude en su necesidad.
OREMOS.
4. - Envía, Señor, tu Espíritu de Entendimiento. Te pedimos por los gobernantes, por los que tienen poder para tomar decisiones, por los responsables de hacer que cesen las guerras, para que lleguen a un entendimiento que haga vivir en paz a los hombres.
OREMOS.
5. - Envía, Señor, tu Espíritu de Piedad. Para que sepamos vivir en cercanía con el Señor, rechazando todo lo que nos hace romper la amistad con Dios y con los hermanos.
OREMOS.
6. - Envía, Señor, tu Espíritu de Alegría. Por todos los que se Confirman en estos días, para que lleven a todos la alegría que supone vivir desde Cristo.
OREMOS.
7. - Envía, Señor, tu Espíritu de Bondad. Por todos los que se dedican a los demás, tanto si difunden la Palabra de Dios, como si ayudan a otros en sus necesidades, para que Dios les conceda la humildad, la sencillez y el desprendimiento que este servicio conlleva.
OREMOS.
8. - Envía Señor, tu Espíritu de Generosidad. Por las necesidades de todos los que compartimos esta Eucaristía (un momento de silencio) para que el Señor nos ayude a solucionarlas con la mayor generosidad.
OREMOS.
Señor, siempre atento a nuestras necesidades, deseamos que estas súplicas sean bien recibidas Ti, Dios Padre Nuestro, con la seguridad de que Tú siempre escuchas a tus hijos.
Y te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén.